Cómo arreglar la bisagra de una puerta de madera

¡Descubre lo fácil que es arreglar una bisagra en un abrir y cerrar de ojos!

En los muebles que se usan mucho, la zona de la bisagra es generalmente lo primero que se rompe. ¡Ni se te ocurra pensar en cambiar la puerta! Reparar la bisagra de una puerta es un proceso muy sencillo y fácil.

QuÉ NECESITAS

MATERIALES:

Pintura blanca

Masilla reparadora (p. ej., Pattex Barrita Arreglatodo Universal)

HERRAMIENTAS:

Guantes de látex

Destornillador

Cúter

Cepillo

Papel de lija

Reúne los materiales

Necesitarás guantes de látex, pintura blanca, masilla reparadora (p. ej., Pattex Barrita Arreglatodo Universal), un destornillador, un cúter, un cepillo y papel de lija.

PASO 1

Desmonta y quita la puerta

Desmonta la bisagra y sácala de la puerta.

PASO 2

Limpia la parte rota

Limpia la parte rota con un cepillo seco para eliminar los restos de madera.

PASO 3

Mezcla la masilla reparadora

Ponte los guantes de látex, corta un trozo de masilla reparadora (p. ej., Pattex Barrita Arreglatodo Universal) y amásala hasta que el color sea uniforme.

PASO 4

Rellena y reconstruye

Rellena y reconstruye la zona rota. No te preocupes si queda exceso de producto, ya que puedes lijar todas las partes después.

PASO 5

Elimina el exceso

Retira el exceso de producto con el cúter o lija todas las partes posteriormente.

PASO 6

Lija

Líjalo para conseguir un acabado perfecto. Como verás, la masilla es como un trozo de madera (incluso más resistente), pero hace que sea más fácil colocar la bisagra en el agujero.

PASO 7

Píntalo para que coincida con el color


Píntalo para que coincida con el color de la puerta. En cuanto la pintura esté seca, podrás poner la bisagra de nuevo en la puerta.
Si también necesitas arreglar el pomo de la puerta, ¡descubre cómo puedes dejarlo como nuevo!

¿Te ha parecido interesante?

Proyecto relacionado

Más vistos