Proyectos que serán todo un éxito

Ya casi has logrado el objetivo: ¡Tan solo quedan unos pocos detalles por pulir hasta que hayas finalizado con éxito otro emocionante proyecto! En esta categoría lo que prima es el "acabado". Entre otras cosas, te mostramos cómo quitar el superglue de la piel, cómo sellar juntas, qué durabilidad tiene la pasta de papel pintado una vez mezclada o cómo fijar papel pintado. Así, obtendrás amplios conocimientos que te permitirán culminar proyectos que serán todo un éxito.

Eliminar el superglue de la piel

Eliminar el superglue con acetona, agua jabonosa o pomada para la piel: con los siguientes consejos esta tarea se convertirá en un juego de niños. ¡Aprende más cosas! es

Con los siguientes consejos podrás eliminar superglue de la piel de forma rápida y sencilla. En primer lugar, has de saber que el superglue (adhesivo de cianoacrilato) es básicamente inofensivo para la piel. El peligro se refiere fundamentalmente a la rápida adherencia del producto. Suponemos que los dedos no se te han pegado, pero que quieres quitarte superglue de la piel. Podrás hacerlo rápidamente.

El superglue reacciona rápidamente con la humedad cutánea existente y crea una película desagradable sobre la piel. La capa de adhesivo también es repelida sin tratamiento mediante la humedad y la transpiración cutánea en uno o dos días.

Se hace así:

Para las pequeñas uniones puedes utilizar acetona. Aplica la acetona gota a gota a partir del borde adhesivo y retira con cuidado el adhesivo (posiblemente será necesario que tengas que repetir este procedimiento varias veces). Sin embargo, no apliques acetona sobre grandes superficies, cerca de los ojos, cerca de las membranas mucosas y tampoco en caso de lesiones cutáneas. Si tienes la piel sensible, la acetona también puede causar irritaciones.
Incluso con un método más suave, aunque más lento, el superglue se puede quitar, poniendo los dedos en remojo en agua tibia con jabón. Alternativamente, también puedes utilizar crema para pieles grasas o aceites.
¡Jamás intentes quitarte el adhesivo tirando de la piel! Podrías arrancarte partículas cutáneas, lo que podría provocarte graves lesiones


Por favor, lee nuestras instrucciones completas paso a paso.

Eliminar adhesivo para la construcción

Eliminar fácilmente adhesivo para la construcción: puedes utilizar agua tibia con jabón, disolvente débil, tratamiento térmico o disolventes más agresivos. es

Aquí te explicamos cómo se puede quitar el adhesivo de construcción, ya sea de textiles o superficies. Los adhesivos de unión pueden consistir en una base de dispersión o de polímero. Cuanto mayor es la capacidad de absorción de la superficie, más difícil resulta eliminar el adhesivo de construcción. En algunos casos, no será posible su extracción total.

Adhesivos para construcción sobre una base de dispersión
Para eliminar los adhesivos para construcción de los textiles deberás remojar las prendas en agua caliente con jabón hasta que los residuos de adhesivo puedan eliminarse. Alternativamente, puedes aplicar un disolvente débil como el alcohol de limpieza y absorber con él el residuo del adhesivo.

Para superficies sólidas también puedes utilizar disolventes más agresivos como la acetona. Ten en cuenta, sin embargo, que la superficie no se ve afectada por el disolvente. Otra posibilidad es el tratamiento con calor, por ejemplo, con una pistola térmica. Al calentar el adhesivo de construcción, este se reblandece y ya se puede quitar - preferentemente con la ayuda de un cuchillo o de una espátula.

Adhesivo de construcción sobre una base de polímero
En primer lugar, debes cortar tanto adhesivo como sea posible con un cuchillo. Podrás quitar los restos de adhesivo que queden con disolventes suaves (alcohol de quemar). Basta con que empapes el área con disolvente y uses un trapo. El disolvente absorbe el adhesivo de montaje con el tiempo y luego se puede frotar para eliminarlo. De nuevo, cuanto mayor sea la capacidad de absorción de la superficie, más difícil resultará quitar el adhesivo de construcción.

Eliminar silicona

Eliminar silicona: el material es resistente a los disolventes comunes y, por lo tanto, en general se elimina mecánicamente. ¡Aprende más cosas! es

Puedes eliminar fácilmente silicona de la siguiente manera. Para tu información: El material es resistente a los disolventes comunes y, por lo tanto, se suele eliminar mediante el empleo de medios mecánicos. En algunos casos, sin embargo, no es suficiente, y entonces el decapante especial de silicona puede resultarte útil. Así podrás eliminar fácilmente la silicona.

En primer lugar, la silicona se corta a un grosor máximo del material de 1 mm. A continuación, tienes que aplicar el decapante de silicona con un grosor de aproximadamente 5 a 10 mm sobre el residuo de silicona, dejando que actúe durante unas 2 horas.

A continuación, desprende el decapante de silicona y la silicona con una herramienta que no raye, como una espátula de plástico. Limpia la superficie adhesiva a fondo con bencina o alcohol desnaturalizado antes de rejuntar.

Eliminar adhesivo para baldosas

Eliminar adhesivo para baldosas: ten en cuenta que hay tres grupos principales de adhesivos y cada uno de ellos requiere procedimientos diferentes. es

Al retirar el adhesivo de colocación de baldosas deberás tener presente que hay tres grupos principales de adhesivos, que requieren diferentes enfoques. Si tienes en cuenta los diferentes requisitos, la mayoría de adhesivos de colocación se pueden quitar:

Eliminación de adhesivos de colocación de baldosas minerales y en polvo
Estos solo pueden eliminarse mecánicamente, por ejemplo, con un martillo perforador o con un martillo y un cincel.

Eliminación de adhesivos de colocación de baldosas de dispersión listos para su uso
Estos adhesivos se pueden alisar y eliminar en capas finas con un decapante para pinturas de emulsión. Presta atención cuando trabajes con decapantes agresivos: ¡Examina atentamente las instrucciones de seguridad del fabricante! Para espesores mayores, solamente será útil la eliminación mecánica o el reprocesamiento de la capa de adhesivo de colocación.

Adhesivo de colocación bicomponente, con resina de reacción, p. ej., sobre una base de resina epoxi
Este adhesivo solo puede eliminarse mecánicamente, por ejemplo, con un martillo perforador o con un martillo y un cincel.

Eliminar restos de adhesivo

Eliminar restos de adhesivo: los pequeños residuos se pueden eliminar de manera eficaz aplicando sustituto de trementina o bencina. es

Los residuos de adhesivos se pueden eliminar de la siguiente manera: los restos más pequeños de adhesivo se pueden eliminar con eficacia mediante el tratamiento con bencina (aguarrás, alcohol de limpieza o líquido para encendedores) o con un sucedáneo de la trementina. Para ello, es necesario alisar los residuos de adhesivo (dependiendo del espesor de capa durante aprox. 15 minutos o incluso más en determinadas circunstancias) con el disolvente. Posteriormente, los residuos se pueden eliminar frotando. Para eliminar restos mayores de adhesivo, hay que proceder de un modo distinto.

La única manera de realizar una eliminación a gran escala (aparte de los métodos mecánicos como el fresado) es mediante la aplicación de un decapante. Se trata de una combinación de disolventes agresivos que puede eliminar los restos de adhesivo. Dado que no puede descartarse que se produzcan daños o cambios visuales del subsuelo potencialmente sensible, las pruebas preliminares, p. ej., el ensayo de decapado en un área cubierta, son esenciales.

Los productos de decapado están disponibles en las tiendas de bricolaje. El decapante debe ser adecuado para la eliminación de pinturas a base de disolventes. Debido a los disolventes contenidos, la ventilación es crucial mientras se trabaja con estos productos. Ten en cuenta también las instrucciones de seguridad particulares de los respectivos fabricantes.

Fijar papel pintado

Fijar papel pintado: el empapelado también incluye la tarea de sellar bien las juntas de papel pintado. Recomendamos una cola para juntas especiales o un adhesivo de reparación. es

El empapelado profesional también incluye el reensamblaje de las costuras del papel pintado. La colocación de papel pintado no es fácil, sobre todo si se utilizan papeles pintados cepillados como los tapetes de papel granito. Por un lado, el papel pintado seco es relativamente fuerte y rígido y, por otra parte, está bajo tensión - en estos casos los bordes verticales tienden a curvarse. Estos efectos se han mejorado de manera significativa en el caso de papeles pintados cepillados. Ahora te explicamos cómo puedes acondicionar tus papeles pintados.

En primer lugar, debes intentar liberar las tensiones humedeciendo la parte posterior del papel. El éxito, sin embargo, depende en gran medida del tipo de papel y de la resistencia al agua de un recubrimiento potencial. Podría ser que el ablandamiento no funcionara.

En primer lugar, debes intentar liberar las tensiones humedeciendo la parte posterior del papel. El éxito, sin embargo, depende en gran medida del tipo de papel y de la resistencia al agua de un recubrimiento potencial. Podría ser que el ablandamiento no funcionara.

En este caso, el papel pintado suelto tiene que fijarse después de la adhesión durante el tiempo de secado (preferiblemente 24 horas), es decir, hay que asegurarse de que el papel pintado se fije a la pared durante el período de secado. La fijación puede resultar un poco complicada. Sin ella, sin embargo, el éxito no se alcanzará, porque tan solo cuando se seca el adhesivo puede soportar estas tensiones. Recomendamos adhesivos especiales para costuras y reparación que te permitan fijar con eficacia el papel pintado.

Lee también nuestras instrucciones sobre cómo reparar las costuras del papel pintado

Impermeabilización de balcones

Impermeabilización de balcones: Si las baldosas no presentan grietas ni desprendimientos, una impregnación podría resultar útil. Repite el tratamiento cada dos años. es

Fácil impermeabilización de balcones: Cómo sellar tu balcón eficazmente.
Si las baldosas o juntas están bien, p. ej., no presentan grietas (> 0,2 mm) y no se detecta desconchado visible, el tratamiento con una impregnación puede proporcionar muy buenos resultados.

Después de una limpieza y secado a fondo, la impregnación simplemente se vierte y se esparce con la escobilla de goma o con un rodillo sobre toda la superficie de revestimiento de exterior. Al cabo de un breve período de exposición de aproximadamente 5 minutos ya puedes eliminar el exceso de material y retirar los restos de la impregnación con un paño húmedo. De este modo, podrás sellar tu balcón.

Durante la exposición, la impregnación penetra profundamente en las juntas y otras áreas donde el agua puede penetrar. Los poros se estrechan, por lo que el agua en estado líquido ya no puede penetrar a través de ellos. Una vez que la impregnación ya se ha secado y se aplica humedad, el efecto típico de unión es evidente. Este tratamiento debe repetirse cada dos años, en función de las condiciones climáticas. En muchos casos, al menos es posible posponer una costosa impermeabilización del balcón gracias a la impregnación.

Eliminar adhesivo termofusible

Eliminar adhesivo termofusible: la manera más eficaz es aplicando un tratamiento de temperatura con un spray refrigerante o en un congelador. Lee más. es

Puedes eliminar un adhesivo termofusible de la siguiente manera: los adhesivos termofusibles se basan en el plástico EVA (copolímero de etileno y acetato de vinilo). Este adhesivo prácticamente no se ve afectado por disolventes tales como la acetona. Además, existe un riesgo de decoloración o daños al sustrato o los textiles.

Se pueden obtener unos resultados óptimos mediante el tratamiento de temperatura. Por lo tanto, deposita el artículo en el congelador. Cuanto menor sea la temperatura, más frágil será el adhesivo, por lo que ya se agrietará en condiciones de baja tensión mecánica. A continuación, puedes retirar el adhesivo termofusible.

Otra opción es mediante congelación con spray refrigerante. Esto también hace que el adhesivo se quiebre, permitiendo separar mecánicamente el adhesivo de la fibra o el sustrato de un plumazo.

La posible eliminación del adhesivo termofusible, por supuesto, depende de lo lejos que el adhesivo haya penetrado en el sustrato o la fibra. Sin embargo, sin duda vale la pena probar los métodos presentados. Básicamente, deberás considerar lo siguiente en relación con todos los intentos de extracción: hay que realizar pruebas preliminares en caso de sustratos sensibles para poder detectar cambios o daños de antemano.

Eliminar adhesivo viejo

Si necesitas quitar adhesivo viejo, un agente universal no te ayudará. Prueba con nuestros consejos y recomendaciones. es

Si necesitas eliminar adhesivo viejo, por desgracia no existe ningún decapante universal. El mercado minorista ofrece varios sistemas adhesivos con propiedades ampliamente distintas. Por lo tanto, es crucial conocer de qué tipo de adhesivo se trata para poder eliminarlo. En muchos casos, sin embargo, la identificación del viejo adhesivo ya no es posible, de modo que aquí solamente podemos proporcionarte recomendaciones generales - sin garantía de éxito.

Muchos adhesivos son solubles en agua, por lo que puedes tratar de remojarlos primero en agua. Si este tratamiento no funciona, existen disolventes suaves como la bencina que pueden ayudar a quitar el adhesivo viejo. Una vez más, se recomienda ablandar el adhesivo. Si este tratamiento tampoco funciona, puedes probar de eliminar los restos de adhesivo con combinaciones de disolventes agresivos, es decir, decapantes de pintura (importante: asegúrate de considerar la ventilación). Para algunos sistemas adhesivos y/o aplicaciones a gran escala, sin embargo, tan solo sirve la eliminación mecánica.

Básicamente, deberás plantearte lo siguiente en todos los intentos de extracción: las pruebas preliminares se llevarán a cabo en caso de sustratos sensibles con el fin de detectar cambios o daños de antemano.

Lee también nuestro consejo sobre la forma de eliminar los restos de adhesivo.

Durabilidad de la cola para papel pintado

Cola para papel pintado: una vez mezclada, tendrás que utilizarla toda. Si mezclas demasiada, deberás saber durante cuánto tiempo se conserva en buenas condiciones. es

La durabilidad de la pasta de papel pintado no es algo que pueda generalizarse. Los tipos de pasta, en su mayoría, pueden seguir siendo procesables, siempre y cuando se almacenen correctamente:

El entorno no necesariamente debe ser cálido, ya que con ello se aumenta el riesgo de infección bacteriana. Asimismo, es importante que la pasta de papel pintado se haya mezclado previamente en una cubeta limpia (u otro recipiente) y que el agua y las herramientas utilizadas también estén limpias.

Sin embargo, también hay tipos de pasta que deben procesarse tan pronto como sea posible, ya que solamente duran unos días. Consulta las especificaciones del fabricante.

Reconocerás la pasta de papel pasada debido al hecho de que su olor empieza a ser desagradable, huele a podrido y se hace más líquida. En estos casos, ya no debes utilizarla.

Eliminar compuesto adhesivo

Si quieres eliminar adhesivo, no siempre te resultará fácil. Sobre todo si utilizas un adhesivo de resina epoxi. Aquí te presentamos dos opciones. es

Power-Knete es un adhesivo epoxi bicomponente. Mientras que los adhesivos de esta clase presentan una resistencia especialmente elevada, también son resistentes a los ácidos y productos químicos. Si quieres eliminar este tipo de adhesivos, no lo lograrás con el empleo de disolventes.

Por lo general, un compuesto adhesivo de este tipo solo puede eliminarse por medios mecánicos. Esto significa que debe ser desconchado o pulverización. Sin embargo, el riesgo de dañar el sustrato es bastante alto y, en algunos casos, casi inevitable.

Sobre soportes muy poco sensibles como las superficies de baldosas vidriadas, deberás intentar eliminar el compuesto adhesivo aplicando calor en primer lugar. Con una pistola térmica, como las que se utilizan para eliminar recubrimientos de pintura, podrá ser posible ablandarlo hasta el momento en que ya puedas eliminar el adhesivo. Para ello, debe calentarse a temperaturas de entre 70 y 80°C. Sin embargo, este método no presenta ninguna garantía de éxito.

Cómo eliminar restos de superglue

¿Tienes algún residuo de superglue en algún material en el que no lo desees? Aprende cómo eliminar superglue en un solo paso. es

¡La eliminación de una mancha de pegamento nunca había sido más fácil! ¡Prepara eliminador de pegamento Loctite y un paño y manos a la obra con el procedimiento! Aplica una capa gruesa de producto sobre la zona afectada. Déjalo reposar unas cuantas horas o durante toda la noche. Es recomendable poner un paño húmedo detrás del elemento con el fin de aumentar el efecto del disolvente. Por último, limpia la superficie con un paño húmedo o agua. Repite el procedimiento si es necesario.

Se recomienda probar el producto en un lugar no visible únicamente para ver la reacción del material y asegurarse de que este no se vea afectado por el efecto erosivo del pegamento.

Cómo eliminar burbujas del papel pintado

A veces el papel pintado crea molestas burbujas de aire que estropean la belleza de la pared. Pero no te preocupes: ¡es posible eliminarlas para siempre y dejar el papel pintado como nuevo, sin necesidad de rehacer toda la pared! es

Corta las burbujas transversalmente con un cúter. Si es posible, trata de seguir una línea determinada (de la impresión, el dibujo, el hilo textil, la trama, etc.) para ocultar el corte al máximo.

Vierte en un cubo de plástico la proporción adecuada de agua y adhesivo para papel pintado (p. ej., Metylan Liquid Concentrate), comprobando las cantidades adecuadas indicadas en el envase del producto. Mezcla bien con la brocha. A continuación, aplica una pequeña cantidad de adhesivo para papel pintado (p. ej., Metylan Liquid Concentrate) con la brocha debajo de los cuatro puntos pegajosos que has creado con el corte. Pégalos uno a uno a la pared, superponiéndolos si es necesario.

Por último, alisa el papel pintado con una brocha de arriba a abajo y de izquierda a derecha y deja secar durante 24 horas. ¡El arreglo ni siquiera se verá!